Make your own free website on Tripod.com
Lady Rhade's Secret Fire
*MAS COSAS HAY EN EL CIELO Y EN LA TIERRA DE LOS QUE SUEÑA TU FILOSOFÍA*
Home
Acerca de Mi
Links Favoritos
Contáctame
Mi arte
Elves(Elfos)
Fairies (Hadas)

-Hamlet

SERES MÁGICOS

En todo el mundo existen relatos y leyendas acerca de seres muy pequeños que son parecidos a los hombres; a veces se les considera simplemente juguetones y traviesos, pero esencialmente buenos; otras veces se les concibe como entidades diabólicas, dedicadas al mal; que muchos autores consideran como los verdaderos gnomos mayas(kates); aunque en las tradiciones de esta antigua cultura no se les identifica siempre con el mal y muchas veces juegan papeles constructivos en los eventos humanos.

seres.jpg

Estos seres, como realidad o ficción, existen en todas las culturas humanas desde tiempos ancestrales, se les llama duendes, elfos, gnomos, chaneques, trolls, aluxes, ikals, kates y de muchas otras maneras; lo interesante es que tienen rasgos comunes y más o menos los mismos hábitos; son considerados seres elementales de la naturaleza y habitan los cuatro elementos, es decir, están en el aire, en el agua, en la tierra y en el fuego. La afinidad entre ellos proviene: en gran parte de su rechazo al hombre, que para ellos es un ser demasiado denso y con tendencias destructivas; de ahí que no hayan permitido la contaminación de sus formas de vida por el influjo de las pasiones humanas, lo que prueba que son seres, inteligentes.

elfs2.jpg

Tolkien

Elfos

El diccionario los describe como espíritus traviesos de la mitología nórdica, generalmente en figura humana y de pequeña estatura.

Quienes han llegado a ver a estos seres aseguran que tienen con muchas arrugas en la cara; su figura es grácil como la de los niños, lo que contrasta con sus largas barbas; sus ojos brillan como si tuvieran una luz interior.

Durante el día no se dejan ver, pues son seres nocturnos y ven perfectamente en la oscuridad. Les gusta visitar nuestras casas y muchas veces habitar en ellas; son muy curiosos y les llama la atención nuestra tecnología y forma de vida; igual que las hadas, ellos responden con bondad ante quienes tienen buenas intenciones, pero pueden ser poderosos enemigos contra quienes tengan mala disposición contra la vida en general. Una de sus principales cualidades es que pueden transformarse a voluntad, pues tienen poderes sobrenaturales similares a los de los magos; solamente son visibles cuando así lo desean, no se dejan ver ante cualquiera.

Les gusta vivir cerca de los yacimientos de minerales o en lugares donde se practique el trabajo con los metales

001.jpg

Una de las creencias más generalizadas es que los elfos son entidades intermedias entre los espíritus y los hombres. Los más conocidos son los elfos domésticos que son los que acostumbran adaptarse a una casa y una familia, por lo que a veces su presencia se confunde con lo que ocurre en las "casas embrujadas", sobre todo porque estos elfos son muy traviesos, les gusta poner trampas, esconder cosas y jugar toda clase de bromas; a estos seres se les llama trasgos, falleIs, leprechaums, pixies, demovois, monacielos, duendes, phoukas y de algunas otras maneras. Estos seres domésticos se separaron de los "enanos" o "diablos burlones", así como de los gnomos y otras entidades, por la razón de que les interesó la manera humana de vivir, y también porque así su vida es más fácil y cómoda; pues de otra manera tendrían que trabajar mucho y construir sus propios hogares en el bosque, como hacen los gnomos. En una casa humana siempre existe algún escondrijo donde pasar el día en espera de la noche, que es su verdadero tiempo de vigilia. A veces observan con mucha atención a los humanos cuando duermen y son capaces de introducirse en sus sueños, manejándolos a voluntad para producir las imágenes que ellos quieren; así pueden vengarse de los hombres cuando son hostilizados por ellos, o bien producir sueños agradables y de gran viveza cuando sienten la bondad en el corazón de quien duerme. Como frecuentemente se les confunde con fantasmas o espíritus burlones, la gente llama sacerdotes u oficiantes de cualquier rito para realizar conjuros o exorcismos, lo cuál es completamente inútil, pues ellos son seres corpóreos, aunque con ciertas capacidades supranormales. Cambiarse de casa no da resultado tampoco porque a ellos les divierte viajar e instalarse en nuevas casas, así que se colarán entre los objetos de la mudanza.

Cuando no se respeta su condición de seres inteligentes e ingeniosos, sus bromas tienden a ser muy pesadas y hasta groseras, se bajan los pantalones delante de las personas, derraman líquidos para manchar los muebles, arrojan piedras, rompen objetos, etcétera. Igual que los gatos, los elfos se consideran los dueños del hogar y aunque pueden ser tiernos y cariñosos, también pueden llegar a ser un verdadero problema para la familia.

Los elfos son muy activos, lo que un hombre realizaría en varias jornadas de trabajo, ellos lo pueden hacer en una sola jornada, si se tiene una buena relación con ellos pueden resultar de gran ayuda, pues lo mismo pueden destruir que construir, ensuciar que limpiar,  esconder las cosas o encontrarlas.

Comen casi lo mismo que los humanos, con excepción de la carne; pero no toleran demasiada sal, prefieren todo lo que sea dulce. Sus oficios y aficiones son parecidos a los del hombre, por lo que, con buena voluntad, es posible integrarlos a la vida familiar.
blossom.jpg
 El escritor Jorge Luis Borges comenta en su Libro de los seres imaginarios que en Alemania existen unos pequeños entes llamados elfos, que cometen toda clase de atrocidades, entre otras el robo de niños o animales de corral(nada que ver con los elfos Tolkien). Borges menciona dieciséis tipos de criaturas fantásticas.

Por su parte, el poeta romántico español Gustavo Adolfo Bécquer, en sus Leyendas, habla de los ardides que utilizan los elfos cuando hablan con gran elocuencia, pero siempre con engaños. Él describe a los elfos como hombrecillos transparentes y malvados que viven en lo más recóndito de los bosques, en palacios que son horrendos a la mirada; pero que al mismo tiempo resultan fascinantes; ahí guardan grandes tesoros que vigilan de día y de noche.

Referencias históricas

Basándose en antiguos relatos, algunos investigadores han datado la existencia de los seres pequeños hasta por lo menos l,200 años antes de nuestra era. El sueco Federico Ugarph encontró una bien conservada estatuilla de madera en la casa de un pescador en Nidaros (hoy Trondheim), Noruega; la estatua era de unos quince centímetros de alto, sin incluir el pedestal. Ahí estaban grabadas las palabras NISSE. Ritking Storrelse; que en noruego antiguo significa: "Gnomo, talla real". La estatuilla había pasado por generaciones en la familia del pescador y él se resistía a venderla; aunque finalmente asintió y Ugarph pudo hacerse de ella para estudiarla; los exámenes de rayos "X" han demostrado que la estatuilla tiene una antigüedad aproximada de 2,000 años y fue tallada a partir de la raíz de un árbol que ya no existe en Noruega y que es muy dura. Se supone que las letras fueron talladas muchos siglos después; esto representa un indicador de la presencia de gnomos en Escandinavia desde tiempos muy remotos. Para muchos estudiosos, la región nórdica de Europa es la cuna de los gnomos, lo que se afirma por la gran tradición de relatos que se da en aquellas culturas.

En el resto de Europa se les comienza a mencionar hasta el siglo V a.C, particularmente en los dominios del imperio romano; de esa época data una declaración del militar romano Publius Octavus, quien era propietario de una finca en las afueras de la ciudad de Lugdunum (más tarde Leiden, en Holanda). Él escribió: "Hoy, con mis propios ojos, vi una miniatura de persona; traía una camisa azul, pantalones verdes y una especie de sombrero rojo; su barba era muy larga y totalmente blanca. Él me habló, y dijo que había vivido en esta tierra por veinte años. Habla correctamente nuestro idioma, pero mezclado con palabras extranjeras que no puedo reconocer; he hablado varias veces con él".

El investigador alemán Will Huygen, en su libro Leben und Werken des Kabouter (vida y trabajos de los duendes), afirma que en cualquier cultura donde se han manifestado, sus orígenes se remontan a más de mil años. En general, se considera que la plena identificación de los gnomos, especialmente en Europa, ocurrió entre los siglos VII y VIII de nuestra era.

Cementerio de Gnomos en Escocia

Descubrieron en la pared rocosa, unas pequeñas escaleras esculpidas con peldaños de unos dos centímetros de altura, muy parecidos a .las escaleras votivas que se encuentran en las rocas de Ceilán. Un grupo de investigadores que salieron de excursión hace algunos años.

Siguieron con gran trabajo la trayectoria de aquella extraña escalera pétrea y se encontraron con una pequeña necrópolis formada por diminutos ataúdes, que abrieron y en su interior yacían los restos de unas pequeñísimas criaturas muy semejantes a los seres humanos.

Por desgracia la pregunta queda en el aire: ¿se trataba de verdaderos Gnomos o quizá de seres llegados de otro planeta?, no lo sabemos, pues las autoridades científicas que se ocuparon de la investigación, actualmente no saben nada del paradero de aquellos restos.

Una especial variedad de elfos son los trasgos, que habitan en España, particularmente en la región de Asturias; su tamaño es de unos ochenta centímetros y tienen algunas características anatómicas peculiares: su piel es oscura y sus piernas arqueadas. Debido a la forma de sus piernas, generalmente cojean, sin embargo son muy ágiles para caminar y en general para moverse, pues son muy delgados.

Lo que identifica a los trasgos es que siempre visten un gorro puntiagudo que actúa como brújula y talismán; se dice que si uno roba ese gorro tendrá poderes para encontrar tesoros escondidos.

Los trasgos son bruscos y mal vestidos, a diferencia de otros elfos que se precian de elegantes; ellos prefieren las casas aisladas, en el medio rural y viven en los desvanes, entre las cosas que no se usan; en esto también se diferencian de los demás elfos, pues todos prefieren los castillos elegantes o las casas señoriales de la gente rica.

En Italia proliferan los Monaciello, lo que podría traducirse como "monjecillos", pues se dice que esta clase de elfos gustan de vestirse como monjes para cometer sus diabluras, como robar aves de corral, tirar piedras para molestar a la gente, llamar a las puertas muy entrada la noche y cosas asÍ. Estos elfos  son muy pequeñitos, no rebasan los veinticinco centímetros.Al igual que muchos otros de su especie, tienen fama de ser grandes fumadores y también borrachines; aunque eso es más bien una fama que algunos se han ganado para todos los demás.

Los elfos siempre se comunican mejor con los niños que con los adultos; tal vez porque los niños tienen más sensibilidad, menos reticencias que los adultos para aceptar lo inusual, o también porque los elfos se identifican más con el carácter infantil y pueden hacerse cómplices en juegos y travesuras. Aunque los elfos son invisibles para la mayoría de los adultos, los niños pequeños pueden verlos con facilidad y platicar con ellos sin miedo alguno, lo que a veces es preocupante para los padres, pues ellos no perciben lo mismo que el niño.

 

Elfos, En realidad Existen?
 
Algunos preferirían dejar a los elfos en el mundo fantástico de Tierra Media, en la imaginación de Tolkien o en los sueños de los niños imaginando a los pequeños ayudantes de Santa. ¿Pero esta gente mágica y pequeña tienen algún porte de realidad?


Leyendas de enanos, elfos y hadas son conocidas mundialmente. Hay famosos troles del
folklore  Escandinavo, los saludables leprechauns  de la tradición Irlandesa, y otros duendes traviesos quienes viven principalmente en la literatura(de ficción), pero numerosas visiones son reportadas actualmente por sorprendidos testigos alrededor del mundo. Nativos americanos y de Canadá tienen leyendas similares también.

 

La mayoría de “evidencia” de estos pequeños seres humanoides son los numerosos testimonios de testigos oculares. Los encuentros con entidades élficas usualmente ocurren cuando el duende(elfo) se acerca a un hogar a pedir comida y refugio. Si el residente se niega a proporcionarlos, éste traería mala fortuna a la persona codiciosa. A menos que sean acosados, los duendes evitan contacto  con humanos. La mayoría de las leyendas élficas por todo el mundo confinan a éstos seres a lo profundo de los bosques, donde llevan una vida solitaria y misteriosa.

 

Aunque los jurados testimonios de aquellos que claman  haberse encontrado con elfos en ocasiones o notarlos en los bosques son fáciles de desechar como una alucinación o fantasía, descubrimientos científicos, arqueológicos hacen que uno piense dos veces... al menos por un minuto o dos.

En 1932, una momia de 36 cm fue encontrada por buscadores de oro en la montaña Pedro  a 97 Km. de
Casper, Wyoming(EUA). La pequeña momia fue encontrada asentada en una saliente de una cueva de granito. Sus piernas estaban cruzadas y también sus brazos sobre su regazo. Tenía una nariz chata, frente baja, y una ancha boca de labio delgado. La momia fue examinada con rayos x y analizada. El departamento de antropología de la universidad de Harvard autentificó la momia como genuina y se cree que era de alguien de 65 años. Un mas escéptico Dr. George Hill  especula que la momia pudo haber sido  de un infante afectado con anencefalografía, una anomalía congénita que causa pequeñas proporciones adultas. Desde su descubrimiento, la momia ha cambiado de dueños muchas veces  y, desafortunadamente, desaparecido.

Es interesante notar que nativos de Shoshone y Crow que habitaban el área donde fue hallada la momia tuvieran leyendas de “gente Pequeña” en su folklore ancestral.

 

Tal vez el hallazgo mas especular y desconcertante ocurrió alrededor de 1800. Cientos de herramientas de piedra fueron encontrados en las colinas de Pennince al este de Lancashire, las cuales no superaban los 3 cm de altura. Entre las pequeñas herramientas se encontraban raspadores, taladros , y cuchillos en forma semicircular. La artesanía de tales herramientas era extremadamente fina, y en muchos casos, una lupa fue necesaria para llegar a un punto de vista nítido. Ninguna de estas herramientas eran practicas para la realización de tareas para las cuales las de tamaño normal fueron hechas. Por esto, se especuló que eran replicas ritualistas....pero porque?, y porque tan pequeñas?. ¿Fueron hechas por personas igualmente pequeña?.

 

Como en leyendas élficas, pequeñas herramientas similares a las halladas en Lancashire han sido descubiertas por todo el mundo incluyendo Devon y Suffolk, Inglaterra, Egipto, África, Australia, Francia, Italia y la India.

 

Parecería que si los elfos existieran en verdad, mas evidencia o mas contactos con estos diminutos seres serían recolectadas o reportadas. De cualquier modo, si gigantes bípedos como Sasquatch o Yeti pueden mantener su existencia en el misterio, qué mas fácil seria para los elfos hacer lo mismo, midiendo escasos centímetros?!

 

 

Extracto tomado del reportaje: “Elves, Do they exist?” por Davy Russell

efls.jpg

Tolkien

Rituales para el Contacto

Los elfos pueden ser convocados conscientemente; pero en grandes ciudades es prácticamente imposible, puesto que estos seres son totalmente ajenos al ruido y la contaminación; sin embargo, aun en estas condiciones se dan casos de encuentros con elfos.

Para que a un elfo le resulte atractivo vivir en una casa es necesario que ésta se encuentre dentro del área de lo que llaman "redes de Hartman ", que son cruces telúricos en donde se concentra la energía natural y que se encuentran en todo el planeta, formando una inmensa red, como indica su nombre. Por otro lado, se afirma que los elfos se identifican con las casas donde existe una frecuencia vibratoria que se armonice con la suya; cuando esto no se da es como si el radio estuviera apagado.

Cuando un elfo se manifiesta en una casa hará sentir su presencia por múltiples medios físicos, aunque permanezca en su condición invisible. Se hará evidente que los objetos se mueven por efecto de alguna fuerza física dotada de voluntad e inteligencia.

Debido a factores físicos que nos son desconocidos, los elfos no pueden consumir o simplemente estar en contacto directo con la sal; por eso, cuando no se desea la presencia de un  elfo en la casa, el mejor método para alejarlo es el esparcir sal por todos lados.

De igual manera, las hadas son enemigas de la sal; se dice que una de las condiciones que ellas ponen para casarse con un mortal es que éste no las exponga a la sal; es tanta su aversión que no soportan siquiera que se pronuncie la palabra "sal" en su presencia; parece que en esta sustancia hay algo que lastima a todos los seres elementales.