Make your own free website on Tripod.com
Lady Rhade's Secret Fire
*MAS COSAS HAY EN EL CIELO Y EN LA TIERRA DE LOS QUE SUEÑA TU FILOSOFÍA*
Home
Acerca de Mi
Links Favoritos
Contáctame
Mi arte
Elves(Elfos)
Fairies (Hadas)

-Hamlet

ENCUENTRO FANTÁSTICO

¿ Crees en las hadas? ¿Alguna vez has visto una? ... Se trata de esos pequeños seres luminosos que aparecen frecuentemente en los bosques y llevan una varita que despide infinidad de chispas luminosas. La descripción sale sobrando porque nadie ignora lo que es un hada, han estado presentes en la cultura humana desde hace muchos siglos y siempre tienen las mismas características, por lo que no podemos considerarlas el producto de una alocada imaginación sino su forma, una imagen que existe por si misma y que tiene sus propios valores.

Hada significa "encantamiento", y se representa como un ser pequeño y sobrenatural que posee poderes mágicos e intercede para bien o para mal en los asuntos del hombre. Se desconoce su origen cultural; pero en la Edad Media van adquiriendo la forma y contenido que ha llegado hasta nosotros. En el ciclo de leyendas que llaman "arturianas", en referencia al rey Arturo de Inglaterra, se habla mucho de los mundos subterráneos donde habitan las hadas; en aquellos tiempos se les atribuía una conducta más bien malévola, pues se dice que secuestraban niños para llevarlos hasta su mundo y educarlos a su manera.

De esta tradición literaria vienen los "cuentos de hadas" que han formado todo un acervo de historias consideradas infantiles; pero que ahora han vuelto a ser material de reflexión para los adultos, porque se ha llegado a la noción de que estos seres poseen un significado para la mente profunda del ser humano.

Muchos grandes autores han incorporado a las hadas en sus narraciones, muchas veces basándose en anécdotas de la vida real.

bed.jpg

Tolkien

Hadas

Lo que dice cualquier diccionario respecto de las hadas es que se trata de seres imaginarios, del sexo femenino, y que se encuentran dotadas de poderes mágicos.

Desde tiempos ancestral es, en todas las tradiciones de los pueblos del mundo se ha creído en la existencia de estos pequeños seres femeninos; se piensa que presiden el nacimiento de los niños para protegerlos y concederles sus dones, influyendo posteriormente en su vida; aunque no siempre de manera favorable.

Una peculiaridad de esta gente menuda es que puede ser visible o invisible a voluntad, por lo que solamente personas privilegiadas pueden verlos y hablar con ellos. Esto se atribuye a que ellos se encuentran en una dimensión diferente a la nuestra, por lo que no hay coincidencia sensible entre ellos y nosotros.

Sin embargo, esa diferencia de planos no significa la total invisibilidad o el sólo ejercicio de la voluntad de los seres mágicos para dejarse ver; existe gente particularmente sensible que puede percibirlos con facilidad y momentos de especial finura emocional en cualquiera de nosotros que teóricamente nos permitiría tener la experiencia del contacto; pero para ello tendrían que coincidir el momento psicológico adecuado, el lugar preciso y, por supuesto, la presencia de alguno de estos seres en esa circunstancia. Pero a lo largo de la historia ha sucedido muchas veces que se han dado estas condiciones y por eso tenemos muchos relatos de personas que han establecido comunicación con las hadas.

La presencia de las hadas se identifica con la cultura Europea y el tiempo de mayor contacto y relación fue la Edad Media, que fue una época más bien oscura para la ciencia y la filosofía, pero muy fértil para la imaginación.

102.jpg

La presencia de las hadas se identifica con la cultura Europea y el tiempo de mayor contacto y relación fue la Edad Media, que fue una época más bien oscura para la ciencia y la filosofía, pero muy fértil para la imaginación.

Las hadas son seres estrechamente vinculados a la naturaleza. Se trata de los arquetipos que representan con más exactitud la defensa del medio ambiente. Vagan por la superficie de la tierra, habitan sus entrañas, juegan con el agua de los ríos y los lagos, se asoman en las fuentes cristalinas, se funden con los murmullos del viento, recorren lo más intrincado de los bosques y atraviesan sin dificultad cualquier obstáculo material. Su existencia sigue siendo un enigma cualquiera que sea el punto de vista de cada quien respecto a su realidad o fantasía.

Las hadas pertenecen a un universo más ligero y sutil que el nuestro, por lo que su energía es menos densa que la nuestra y pueden incluso modelar su fisonomía y asimilar en su propio cuerpo los colores de la naturaleza. Un hada nace con una fisonomía definida y ésta sólo cambia con sus estados de ánimo; no sucede como en los humanos, que vamos envejeciendo y cambiando de aspecto; ellas no envejecen y se dice que tampoco mueren; la única manera de convertirse en mortales sería casándose con un humano o asociándose con los magos para efectuar rituales perversos. Las hadas no pueden pasar a un estado superior, o morir, dicho en términos humanos, hasta que han completado su misión, lo que sucede a los quinientos o seiscientos años de haber nacido. Su labor en la tierra está relacionada con la conservación y evolución de todo lo que existe en la naturaleza, incluyendo al ser humano, no solamente en su parte física, sino también en su espíritu; cuando su trabajo se ha realizado, su cuerpo comienza a desintegrarse, volviendo a ser parte de los elementos que lo formaron: tierra, aire, fuego y agua.
020.jpg
A las hadas les gusta habitar en lugares donde haya flores; prefieren los lirios y las azucenas; aunque a otras les gusta más vivir entre las violetas; solamente cuando están muy enamoradas, se van a vivir entre los "pensamientos", porque estas flores simbolizan el amor. Ellas se alimentan del néctar de las flores y les gusta mucho la miel ya elaborada por las abejas; nunca comen carne o pescado, ya que, eso representa una depredación directa o indirecta, lo que es incongruente con su misión.

Quienes han tenido la suerte de admirarlas, cuentan que se trata de seres extraordinariamente bellas, pero dan la sensación de estar formadas de una especie de vapor que tiene una especial tonalidad en verde suave y blanco luminoso.

A pesar de su apariencia sobrenatural, tanto las hadas como los demás seres mágicos presentan un paralelismo extraordinario con la realidad humana. En opinión del investigador J. G. Campbell, estos seres menudos son dobles del ser humano; una especie de proyección del mismo en otro plano; ellos tienen necesidades similares a las del hombre; practican oficios, tienen ganado y mascotas, comen de manera similar, se casan y tienen hijos, padecen enfermedades; incluso algunos se emborrachan; tienen sus vicios y sus virtudes, igual que los humanos.

 

Clasificación de las hadas

La familia de las hadas es bastante amplia; Existe una gran variedad de ellas, y cada una tiene su propio nombre, que son la mayoría investigadas por británicos e irlandeses quienes han estudiado el tema, de ahí que se les conozca por nombres ingleses, galeses o gaélicos:

008.jpg
Damas Blancas: Viven en el norte de Europa, especialmente en Alemania; les gusta habitar cerca de los castillos antiguos o en los bosques que circundan las pequeñas poblaciones; se dice que este tipo de hadas son las que poseen mayores virtudes y que eso es lo que crea su luminosa blancura.
029.jpg

Damas verdes: Se dice que son las más etéreas, porque son las que tienen mayor contacto con el viento; también tienen fama de ser las más fuertes físicamente; el hombre que las llega a ver queda fascinado por su belleza. Ellas pueden vivir hasta en las zonas desérticas, les gustan mucho los palacios de cristal rodeados de jardines, todo lo que armonice con el color de su indumentaria que, por supuesto, es de color verde. Sus desplazamientos son ligeros y graciosos, se diría que flotan en el aire. Cuando son aceptadas y queridas, ayudan de buen grado al hombre en todas sus tareas.

022.jpg
Driadas: Son seres que gustan de cantar; su canto es muy bello y da la sensación del silbido del viento entre las hojas de los árboles donde ellas mismas habitan; se encuentran tan identificadas con el árbol que les sirve de morada que su vida se confunde con la del árbol. Cuando miran con cierta intensidad, de sus ojos emana una luz dorada que calma el espíritu de quien la ve.
a.jpg
Mano blanca: También es un hada muy hermosa; pero se hace presente sólo de noche y con la finalidad de seducir a los hombres; si alguien se deja llevar por su fascinación puede enloquecer, o morir de amor.
009.jpg
Fatas: Esta clase de hadas son especialmente bellas, pertenecen a las más elevadas esferas de la aristocracia dentro de su especie; acostumbran vivir en lo más intrincado de los bosques, donde la vegetación es muy densa, se trata de parajes sombríos, como el corazón de estos seres que pueden alcanzar un grado extremo de maldad. Considerando el tamaño normal de las hadas, éstas suelen ser muy altas (hasta 150 centímetros). Las hadas fatas visten de blanco, preferentemente de lino o seda; acostumbran vivir en huecos de árboles muy viejos o en las grutas más escondidas de los bosques, principalmente en Italia. Los hombres buenos no tienen nada que temer de ellas; pero aquellos que abrigan maldad en su corazón deberán cuidarse mucho de ellas.
031.jpg
Hadas de Inglaterra: Se reconoce como un hada majestuosa; se sabe de ellas desde tiempos del Rey Arturo; se dice que algunas se casaron con seres humanos, de lo que salió una especie diferente, más pequeña. Son muy alegres, cantan y bailan constantemente; les gusta reunirse durante el día en los valles de los bosques en todo el territorio de la Gran Bretaña; pero si llegaran a reunirse de noche, perderían su lozanía y quedarían arrugadas como ancianas; sin embargo, cuando se manifiestan individualmente de día sufren hermosas transformaciones, se convierten en aves o mariposas de bellos colores, regresando después a su forma original; esta clase de hada tiene por característica el ser extremadamente bondadosa.
041.jpg
Glaistings: Hada muy benévola, de gran paciencia, que le encantan los ancianos y sobre todo los niños. Ayudan en ocasiones a los granjeros a sus tareas, vigilan el ganado para que no se escape o se pierda.
039.jpg
Asarai: son muy pequeñas y aunque amables, odian la luz del Sol. Si un rayo del astro rey las toca se convierten inmediatamente en agua. Nunca se debe intentar capturar una de estas criaturas pues inmediatamente muere.
045.jpg
Selkies: Hada- foca, si se les sorprende bañándose sin su piel especial, se les puede capturar y hacerlas  esposas, pero siempre estarán tristes y llorosas.
036.jpg
Nbehshir: Hada doméstica que se encarga de avisar de los peligros que acechan a sus amistades. Tiene por costumbre, tomar bajo su tutela a una o varias familias.
095.jpg

Holdas: (también conocidas como werre en Alemania) favorecen con su ayuda a los hogares de las personas que ellas opinan que se lo merecen. Son leales y laboriosas. 

 

EL PAIS DE LAS HADAS

 

Algunos las sitúan más allá de los mares, donde supuestamente termina la zona conocida y empiezan las islas vírgenes, donde la muerte no existe y la primavera y la juventud son eternas(a que me recuerda esto?....).

En ocasiones se cita una gran isla de forma redonda, la cual es dividida en dos por un caudaloso río. Otros dicen que no es una isla, sino un archipiélago entero que desaparece y aparece a los ojos de los humanos. Algo muy parecido a lo que sucede con la isla de San Brandán, vista por cientos de testigos y que sólo es observada en ocasiones.

220.jpg

 

Algunos autores la mencionan como la cuna de las Hadas, se le conoce con diversos nombres, entre "el otro mundo", "la tierra bajo las olas" "la tierra de los jóvenes", "la llanura placentera", "el mundo de la felicidad", etc., la más famosa es la "isla del otro mundo", llamada también "annwn" donde habitan unas Hadas que dispensan sus favores a los navegantes sin rumbo, brindándoles todo tipo de hospitalidad y atenciones, y suministrándoles una bebida mágica que les proporciona un olvido total del mundo de donde proceden.

En esa isla, el tiempo discurre de manera totalmente diferente a como nosotros lo conocemos, y de esta manera cuando alguno de sus invitados decide volver a su verdadero mundo, se encuentra que han pasado varias generaciones y que sus familiares ya han fallecido hace mucho tiempo.

222.jpg

La "isla bajo las olas" es otro de los lugares originales de las Hadas, y nos remonta a antiguas ciudades sumergidas bajo las aguas, donde se han realizado en muchas ocasiones, casamientos entre Hadas y mortales, siguiendo "órdenes" de los gobernantes del mundo maravilloso. A estas ciudades o islas mágicas, se les dan nombres diferentes dependiendo de la zona en que se estudie el tema, así nos encontramos con la isla-ciudad de Ávalon, otros la llaman las "islas fantasmas de Hy Bresail" y algunos incluso son más realistas y aseguran que dichas ciudades se encuentran en las cercanías de la muy conocida isla de Man. La tradición céltica asegura que estos seres son originales del reino de Dannan, que en épocas muy antiguas y perdidas en el recuerdo de los hombres, gobernó toda Irlanda. Un día apareció un pueblo Bárbaro y cruel que conocemos como los "milesios" y los habitantes de Dannan se vieron obligados a vivir de forma clandestina en una zona conocida como "el mundo de las colinas", de ahí el nombre de origen graélico con que se conoce a las Hadas: Sidhe o bien Shee, que en dicho idioma quiere decir "gente de las colinas".

Tolkien

El Gran debate: Las Fotografías de Hadas, Cottingley 1917

021.jpg

 

En Diciembre de 1920, la revista londinense Strand Magazine, publicó un artículo firmado por Sir Arthur Conan Doyle (autor de las aventuras de Sherlock Holmes, médico y estudioso del espiritismo), donde aparecían unas extrañas fotografías de un grupo de Hadas y Gnomos, tomadas por dos jovencitas (Elsie Wright y Frances Griffiths) en un jardín del pueblo de Cottingley cerca de Bradford (Yorkshire).

Las fotos fueron tomadas en dos fases

Conan Doyle pidió ayuda a los mejores fotógrafos de Inglaterra a fin de analizar las fotografías. Y tras la investigación, se atrevió a asegurar que eran auténticas y que estaba dispuesto a arriesgar su reputación profesional en defensa de esta causa. Según él, las fotografías eran exposiciones sin trucajes. Llevó los negativos a las oficinas de la compañía Kodak, cuyos expertos afirmaron que los clisés parecían haber sido retocados por un falsificador muy hábil. Doyle escribió a su amigo Harry Houdini quien calificó las fotos de "revelación".

Las polémicas cinco fotos fueron tomadas en dos fases. Las dos primeras en el verano de 1917, por Elsie de 16 años de edad, con una cámara Midg de placas de cristal imperial rapid, en lugar de película flexible. En la primera de ellas se ve a su prima Frances de 10 años, sentada sobre la hierba y rodeada de un grupo de cuatro Hadas danzarinas, tres aladas y una más tocando la flauta. En la otra foto se aprecia a Elsie con un pequeño Gnomo a su lado.

Nadie más veía a las Hadas ya los Gnomos, salvo ellas, y según aseguraban, eso ocurría desde que eran muy pequeñas. El asunto fue sacado a la luz pública por Edward L. Gardner, líder de la sociedad teosófica de Bradford a quien le mostró la madre de Elsie las fotografías después de asistir a una de sus conferencias, en 1920 y quien a su vez las llevó a Conan Doyle.

Las nuevas fotografías

Tanto Gardner, como Doyle, plantearon la posibilidad de tomar nuevas fotografías y en agosto de 1921 prestaron a Frances y a Elsie una nueva cámara con una veintena de placas en las que previamente se habían puesto marcas secretas que impedían cualquier tipo de truco o sustitución. Con esto empezaba una vez más "la caza de Hadas" para demostrar irrefutablemente su existencia.

La madre de Elsie, Polli Wright, escribió una carta a Gardner quien esperaba ansioso en Londres las placas y las noticias. Escribía en su misiva: "el cielo estuvo nublado y brumoso toda la mañana, y no pudieron tomar fotos hasta la tarde, cuando se disipó la niebla y salió el Sol. Así que las dejé y fui a tomar el té con mi hermana, cuando volví quedé bastante desilusionada; sólo habían podido fotografiar a dos Hadas".

En total, pudieron tomar tres nuevas fotografías con una cámara Cameo, donde se veían borrosa- mente otros espíritus de la naturaleza. Difíciles de identificar. Fotografías, que también fueron publicadas en la revista Strand Magazine.

En 1922, Doyle publicó "La llegada de las Hadas" donde relata la investigación de estos fenómenos y otros casos de apariciones de seres sobrenaturales. En uno de sus párrafos declaraba: "No intentaré afirmar que la prueba sea tan arrolladora como en el caso de los fenómenos espiritualistas... Pero entran en el contexto de la Parapsicología y, aunque trataremos de encontrar más pruebas, las que ya existen bastan para demostrar esta verdad: la gente menuda existe".

Hadas_falsas.jpg

Pruebas de que las fotos eran auténticas

Doyle señalaba que un brillo en una de las cinco fotos publicadas era un baño magnético o de sol creado por las Hadas, entre cuyas propiedades se encontraba la de restablecer "la vitalidad y el vigor".

La revisión de este libro en la revista Cape Town Argus de África, en noviembre de 1922, produjo un extraño desarrollo que apoyo las aseveraciones de Doyle de que las fotografías eran realmente genuinas. Resultó que en 1918, Frances había escrito una carta a una amiga que vivía en ciudad del Cabo, en la cual hacia referencia que ella y Elsie se habían hecho amigas de las Hadas que vivían en el río y que las veían frecuentemente. La carta se acompañaba de una copia de la fotografía conocida como "Frances y las Hadas". Esta correspondencia, de dos años antes de aparecer el artículo de Doyle, se cree que respaldó la teoría de que las fotografías eran genuinas.

Las Hadas siempre aparecen con las mismas vestiduras

Los miembros de la sociedad para la investigación psíquica (SPR) a la cual Doyle pertenecía desde 1891, se inclinaron por la opinión de que las fotos eran un fraude y pidieron que no se identificara a los integrantes de la sociedad con el crédulo Doyle. Por su parte Gardner quien salía al paso de cualquier  

crítica u objeción que se hiciera a las fotos, afirmó que estos seres, cualquiera que fuera su especie, “no tenían cuerpos humanos ni de ningún otro tipo, , sino que poseían "núcleos" que pueden adquirir formas diversas. Cuando toman la forma humana pueden ser grotescos o gráciles, compacto o etéreos; la principal crítica era que las imágenes de las Hadas eran demasiado tópicas, a lo que él replicó diciendo que las Hadas de la tradición y las Hadas observadas mediante la clarividencia aparecían siempre con las mismas vestiduras, "lo sorprendente sería que fueran diferentes".

El caso adquirió tal popularidad que se organizaron excursiones a Cottingley y se solicitó al clarividente Geoffrey Hodson que se trasladara a este pueblo para que confirmase si él podía ver también a las bellas damitas del arroyo, como se les llamaba. Hudson llegó a sostener que había visto, a nivel astral, a una de ellas y en su libro "Fairies at Work andPlay" escribió: "estoy convencido de la bona fides de las dos chicas que tomaron las fotografías. He pasado algunas semanas con ellas y sus familias y pude asegurarme de la autenticidad de su clarividencia y de la total honestidad de las partes implicadas, al ver personalmente a las Hadas, tal como las fotografiaron en el estrecho y cerrado valle de Cottingley".
 

La atención del público se hizo mas intensa

En 1923, Elsie emigró a América, y no sabía que su historia la seguiría al nuevo mundo, pero la fortuna le sonrió, ya que tiempo después de su arribo, conoció y se casó con Frank Hill, quien después de la boda, la llevó a la India, donde trabajaba en un astillero. Frances también tenía una vida razonablemente exitosa a pesar de que la controversia persistía. Sin embargo con el tiempo se olvidaron algunos detalles como, el hecho de que Elsie estuviera trabajando en un estudio de fotografía por aquella época y precisamente, falsificando fotografías por encargo, esto era lo que algunos investigadores que se encargaron del caso concluyeron, pero jamás pudieron confirmar y comprobar tal afirmación. Y como siempre hemos visto a lo largo de la historia, se inventan situaciones para que los hechos embonen exactamente con las teorías de estos supuestos investigadores. Ya para 1945 Gardner publicó un libro donde se abordaba la autenticidad irrefutable de las fotografías.

El resurgimiento

El tema resurgió hasta el año de 1971 con una entrevista concedida a la BBC- TV. Elsie, ya anciana sostuvo que las fotografías eran auténticas y que no había inventado o trucado nada. No obstante, declaró que ella "no juraría sobre la Biblia que las Hadas estaban realmente allí". En una carta posterior al periodista Brian Coe afirmó que "en cuanto a las fotografías, digamos que son fragmentos de nuestras imaginaciones, de la mía y de la de Frances".

Geoffrey Crawley, editor de "The British Journal of Photo Graphy ", publicó un artículo a principios de los 80's en el cual afirmaba que Frances Way y Elsie Hill (como pasaron a llamarse después de casadas) habían confesado finalmente al periodista Joe Cooper que cuatro de las fotos habían sido falsificadas usando cartón recortado pegado a alfileres de sombreros. En la entrevista, Frances aseguraba que las Hadas "eran verdad. A veces se nos acercaban hasta unos escasos centímetros". A la pregunta sobre la autenticidad de las placas respondió que el Hada de una de las fotografías, la quinta conocida como "the fairy bomer", donde aparece una vaina, o capullo, era auténtica, aunque Elsie no estuvo de acuerdo.

La prueba definitiva

La evidencia que ponía de manifiesto el fraude fue llevada a cabo por Robert Sheaffer, aplicando una sofisticada tecnología de computación empleada especialmente para examinar las imágenes captadas vía satélite.

La conclusión fue que ninguna de las figuras de las Hadas era tridimensional (ya que eran recortes de papel) con excepción de la figura del Gnomo de la segunda fotografia, que pudo ser un modelo en profundidad. Además, en la fotografía número cuatro se descubrió un hilo del cual pendía el recorte de papel. La quinta fotografía, defendida por Frances como auténtica, era en realidad una doble exposición realizada por error.

 Las conclusiones

Con estos resultados es fácil deducir que todo fue una falsificación: Elsie y Frances siempre aseguraron que veían realmente a las Hadas y, como nadie les creía, elaboraron las siluetas sobre papel, tomando para ello como modelos ilustraciones de “el libro de regalo de la princesa María" publicado en 1915. Este libro fue localizado en 1978 por el escritor británico Fred Gettins por lo tanto una vez que las niñas empezaron el engaño y vieron las repercusiones que iba adquiriendo el asunto, se sintieron obligadas a seguirlo.

Sin embargo, el año de 1917 fue un año negro por las secuelas de la Primera Guerra Mundial, una época donde reinaba la muerte y la matanza inconsciente de toda una generación que parecía no tener fin. "Como se ha podido observar la gente siempre se ha interesado en la magia y ese interés crece en las épocas más negras de la historia", dice Charles Sturridge al explicar el impacto de las fotografías tomadas por Elsie y Frances en ese tiempo. Parece que cuando el mundo es lanzado al caos y a conflictos violentos, los seres humanos de forma natural buscan razones para creer en mayores posibilidades de esperanza y luz.

103.jpg

 

¿Quiénes ven a las hadas?

En la mayoría de las leyendas se atribuye a los niños la capacidad de ver a estos seres de naturaleza femenina; pero muchos investigadores aseguran que cualquier persona que conserve rasgos de inocencia y tenga una conducta recta podría llegar a encontrarse con ellas. Pero estos encuentros no suceden solamente por voluntad de los hombres, sino también de las propias hadas, por 10 que un encuentro resulta difícil, puesto que el hada y el humano deberían tener algún motivo para la comunicación, no tendría sentido un contacto azaroso.

Por lo general, las hadas se encuentran en los bosques donde crecen los avellanos, los sauces y los robles. Les encantan las flores que tienen espinas, como las rosas; aunque se dice que es principal- mente su perfume lo que las atrae.

Cuando se ha logrado un acuerdo para entrar en contacto con ellas, no hay que hacer peticiones de bienes materiales antes de meditarlo muy bien; porque no es función de ellas el dar regalos, sino el que se satisfagan las necesidades del orden de la naturaleza y la virtud humana; si se pide algo que sea la mera satisfacción personal, el regalo o el don pueden ser contraproducentes o simplemente convertirse en hojas secas. Los autores recomiendan que se permita que sean ellas mismas las que adivinen los pensamientos y las necesidades de su interlocutor; porque ello las enorgullece y aumenta su generosidad.

Tolkien

Rituales para el Contacto

110.jpg

 

Estrella Cardona dice que para entrar en contacto con las hadas es necesario realizar el siguiente ritual:

"Habrá que localizar un macizo de flores de las que se conocen con el nombre de prímula y formar un gran ramillete; ya con esa ofrenda buscar una formación especial que se llama piedra de hada, que es cualquier formación rocosa que dé la idea de una puerta. Una vez ahí, habrá que tocar la roca suavemente con el ramo de prímulas y, si se tiene suerte, se abrirá ante el solicitante la entrada al país de las hadas".

Otro ritual es el siguiente: "Buscar un campo en el que crezca el serpel en abundancia; de preferencia que se encuentre en la base de una colina que tenga fama de mágica, y mejor todavía si esa magia se relaciona con las hadas; se recoge un poco del serpel y se mezcla con las plantas que crezcan cerca de un tronco en el que se presuma que habitan las hadas".

Cualquiera que sea el método para relacionarse con las hadas, no hay que olvidar que lo más importante es acudir con el corazón libre de intenciones egoístas o malos pensamientos; sólo así puede establecerse un contacto.